viernes, 6 de abril de 2012

EL FIQUE, CULTURA DE LOS PUEBLOS QUE HABITARON LA AMERICA INDIGENA

Algo sobre la historia del FIQUE


El tejido de fibras naturales estaba en la base de la economía y la cultura de los pueblos que habitaban el territorio que ahora ocupa Colombia antes de la llegada de los españoles.


El denominado “pueblo Guane” habitaba el sureste del actual departamento de Santander y parte de los de Cundinamarca y Boyacá; se dedicaba a la caza y la agricultura.


Eran habilidosos trabajando la cerámica y confeccionaban finas mantas y otros objetos de algodón y fique.


La fibra de algodón servía a los guanes como abrigo y adorno corporal. Ésta era finamente trabajada; en su elaboración se utilizaban intrincadas decoraciones tejidas o pintadas con diversos colores; por su parte la fibra de fique era utilizada para complementos de la indumentaria -tocados, bolsas y mochilas idénticas a las que se producen en la zona hoy.


En las primeras etapas de producción se obtienen: fibra de fique (cabuya), residuos sólidos, bagazo y jugos. Como resultado de diferentes procesos agroindustriales, la fibra puede ser transformada en productos artesanales, en hilos, tejidos, empaques, biomantos, entre otros. Mientras del bagazo se puede obtener papel, fibra reforzada, aglomerados, relleno de colchones, y musgo ecológico. Y del jugo se logran extraer saponinas: hecogenina y tigogenina (sustancias químicas utilizadas en la industria farmacéutica).


La cadena de producción se define por los siguientes eslabones: fibra, bagazo y jugos en el eslabón primario; hilados, cordelería y tejidos en el eslabón intermedio; y empaques, tejidos terminados, artesanías, agro textiles, biomantos, papel, aglomerados, hecogenina, tigogenina, alcohol entre otros en el eslabón final. La cadena en sus diferentes eslabones esta conformada por productores primarios de fique; artesanos fiqueros; empresas transformadoras de fibra de fique. 


El fique sólo prevalece en lugares donde predominen las condiciones del trópico durante todo el año. Gracias a que sus raíces se extienden, le es fácil conseguir agua y almacenarla en sus hojas, y sus tallos. En este sentido, las condiciones climáticas óptimas para su plantación comercial son. “Temperatura entre los 19 y 23 grados centígrados, altura entre 1.300 y 1.900 m.s.n.m.; humedad relativa entre el 50 y 70%; precipitación de 1.000 a 1.600 m.m anuales y una luminosidad promedio de 5 a 6 horas diarias. 


Fotograf'ia. agroindustriahoy.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada